ENTREVISTA  NUEVE AÑOS EN LA ROJA Y CLAVE EN VESTUARIO DE ESPAÑA

Pepe Reina: "Diego Costa se ha mojado"

“Que sea una ayuda, no un lastre. Que no nos deje con diez”
Reina durante el partido España-Tahití de la Copa Confederaciones 2013 Reina durante el partido España-Tahití de la Copa Confederaciones 2013 Diario de La Roja
Escucha los audios completos aquí:

Lo mejor de la entrevista a Pepe Reina

VICENTE GARCÍA - Madrid - 08/03/2014 00:15

A sus 31 años, Pepe Reina vive una segunda juventud en el Nápoles de Rafa Benítez. “Nápoles me ha dado una frescura distinta. Es prácticamente volver a empezar de cero otra vez. Volver a querer gustar, volver a agradar”, dice en esta entrevista. Mantiene intacta su ilusión por la selección y aunque cree que “nos hemos hecho más previsibles” por lo que les estudian los contrarios, deben “luchar, mejorar y exigirse cada día más”. Por ello está seguro de que aunque la selección deje de ganar “no vamos a dejar de tener hambre”. Ve complicado repetir en el Mundial porque “a lo mejor, por desgracias del destino, nos mandan a casa en primera ronda. Pero la ilusión es repetir los éxitos pasados”. Además habla de Diego Costa –“se ha mojado”- del que espera que “sea una ayuda y que no un lastre, que no nos quedemos con diez”, de Casillas -“el carisma lo va a tener siempre”-, de Diego López -“ponerse en su piel es complicado”- y de su futuro, que no ve en Barcelona -“Ahora mismo está difícil”-. Y una sorpresa, le gustaría que el Atlético de Madrid ganara la Liga: “Me gustaría que por una vez se cambiaran las tornas y la ganaran ellos”.

Lo típico al presentar a Pepe Reina es decir que es la alegría de la selección, la chispa del vestuario, el speaker y todo lo que rodea su arrolladora y extrovertida personalidad. Pero Reina es algo más. Primero, es un portero como la copa de un pino y por eso lleva nueve años como fijo en la selección campeona del mundo y doble de Europa. Además, es una pieza clave del vestuario, una de las llaves del éxito de España en el último sexenio. Aunque su aportación deportiva ha sido escasa –sólo ha jugado 31 partidos de los 128 que ha disputado España desde que debutó con La Roja en 2005- su labor en la cocina de España no tiene precio. Reina es el pegamento de la selección, uno de los baluartes del buenrollismo del grupo y punto de referencia de los internacionales. Desde hace siete años todos los jugadores pasan por su habitación en la víspera de todos los partidos para cumplir con la tradición: comer cruasanes con chocolate y hacer piña.

P. Otra victoria ante Italia. ¿Le podemos quitar ya la etiqueta de bestia negra?

R. Desde 2008, sí. Fue entonces cuando rompimos la barrera al menos psicológica que había en España, lo de los cuartos… Es un  rival que últimamente se nos ha dado bien, pero no deja de ser Italia, una selección competitiva, que saben muy bien a lo que juegan. Pese a que la final de la Eurocopa se dio como se dio, que fue todo muy favorable, en la fase de grupos y en las semifinales de la Confederaciones se vio a una Italia distinta, con un sistema que nos hizo mucho daño. No deja de ser un rival muy incómodo. Parece que no está, que no hace mucho, pero te complica mucho la vida porque son muy competitivos.

P. ¿Para usted la final de la Euro 2012 fue el mejor partido de esta selección o se sigue quedando con el de la semifinal contra Rusia en 2008?

R. La semifinal contra Rusia. La segunda parte. Fue escandalosa. La semifinal contra Alemania en el Mundial fue muy buena por cómo venía jugando Alemania, hicimos una buena fase contra Rusia, Suecia y Grecia en el Europeo de 2008, pero el sumun fue la semifinal contra Rusia de 2008.

P. Tienen ustedes idealizada esa segunda parte en Viena.

R. Sí. Yo creo que fue el fútbol que se busca. El objetivo de fútbol que tiene una filosofía como la nuestra.

P. Ninguno de ustedes nombra la primera parte frente a Uruguay en la Confederaciones y fue una obra maestra.

R. Sí, también. Ha habido momentos muy buenos. Incluso en partidos de clasificación para el Mundial (de 2014) y para la Eurocopa (de 2012) ha habido momentos muy buenos de juego. Pero como estaba poco visto y estábamos acostumbrados a jugar así pues… El partido ante Dinamarca (de clasificación para la Eurocopa de 2008) marca un poco el antes y el después de esta selección y en torneos más importantes, el de Rusia.

España: “Nos hemos hecho más previsibles. No por defecto nuestro sino porque hoy en día se te estudia, se te conoce. (…) Pero ante eso hay que luchar y hay que mejorar y exigirse cada día más”.

P. Como diría Presuntos Implicados, cómo hemos cambiado, pero no por su juego sino por los planteamientos tan defensivos a los que se enfrenta ahora España.

R. Nos hemos hecho más previsibles. No por defecto nuestro sino porque hoy en día se te estudia, se te conoce. Ha habido momentos en los que nos han parado, y de eso los equipos aprenden. Es normal. Pero ante eso hay que luchar y hay que mejorar y exigirse cada día más para competir contra rivales que están preparados cada día mejor para enfrentarse a ti.

P. ¿E innovar o evolucionar?

R. ¿Innovar? En el fútbol está todo inventado. Y más a estas alturas que hemos encontrado una filosofía de juego clara, una filosofía que nos ha llevado a ganar. El día que perdamos o que no ganemos, lo haremos con las mismas ideas.

P. ¿Necesitan este tipo de toros como Italia para motivarse?

R. Cada partido que juegas con la selección es una motivación especial. Pero si además juegas contra Italia, Brasil, Alemania… Sinceramente no es lo mismo que jugar algún bolo que hemos jugado en algún sitio que teníamos el compromiso de hacerlo. Pero cuando te pones esa camiseta siempre das el cien por ciento y cada partido es importante y cada partido cuenta.

Motivación: “Cada partido que juegas con la selección es una motivación especial. Pero si además juegas contra Italia, Brasil, Alemania… No es lo mismo que jugar algún bolo que hemos jugado. En el momento que nos deje de ilusionar la selección lo vamos a tener difícil”.

P. La imagen que la selección dio en los dos amistosos de África de noviembre dista mucho de su imagen ideal.

R. Son partidos amistosos, son partidos que llegan en momentos de la temporada que la gente está cansada, es un viaje incomodo, largo, hay rotaciones… Es exigible otro resultado pero también hay que darle crédito a Sudáfrica porque jugó bien. Contra Guinea el partido fue mejor. Todos los equipos te ponen en dificultades pero Sudáfrica jugó un buen partido. Fueron mejores ese día y poco más hay que decir. Esa no fue la versión, gracias a Dios, que es habitual en nuestro equipo y esperemos que se vea la versión buena de España desde ahora.

P. ¿Interpretaron como un aviso de Del Bosque el que dijera que esperaba que se tomaran el amistoso contra Italia en serio?

R. El míster siempre nos pide eso. El míster sabe que hay momentos en que los partidos de la selección están en medio de semifinales de Champions con tu club, o semifinales de Copa. Son momentos que pueden parecer incómodos y que a lo mejor tienes la cabeza en tu club pero, amigo, cuando tienes que venir a la selección tienes que venir con las pilas puestas. Es lo que toca.

P. Habíamos superado aquellos amistosos de hace unos años que casi molestaban en mitad de las ligas o las competiciones europeas, ¿no?

R. Contra eso hay que luchar. En el momento en que volvamos a ese tedio va a ser complicado. En el momento que nos deje de ilusionar la selección, primero por supuesto a nosotros y luego a lo aficionados, lo vamos a tener difícil. Hay que seguir con esa ilusión.

Hambre: “No es fácil ganar tres torneos seguidos y eso, si no tienes hambre, no lo puedes hacer. Pero no porque dejemos de ganar vamos a dejar de tener hambre”.

P. Lo que la gente quiere saber es si les queda hambre todavía después de ganar lo que han ganado.

R. Eso es muy particular de cada uno. Creo que este grupo ha hecho siempre hincapié en que es así. No es fácil ganar tres torneos seguidos y eso, si no tienes hambre, no lo puedes hacer. Pero en el fútbol las distancias son muy cortas y no porque dejemos de ganar vamos a dejar de tener hambre. Hay veces que tienes mucha hambre pero no ganas. Los resultados no marcan el hambre del grupo. Seguro que en el Mundial se va a ver una muy buena España y que vamos a ser muy competitivos.

P. El reto del Mundial es mayúsculo.

R. No me cabe duda. Tenemos un grupo dificilísimo y, a lo mejor, por desgracias del destino, nos mandan a casa en primera ronda. No puedo decir otra cosa. Pero la ilusión es repetir los éxitos pasados. Eso lo tenemos muy claro. Pero somos lo bastante humildes para considerar el grupo de difícil. No va ser fácil pasar a la siguiente ronda. Si pasamos como segundos y previsiblemente Brasil queda la primera del suyo, tenemos a Brasil en octavos de final. Hay muchos componentes que lo dificultan todo, pero vamos a intentarlo como siempre lo hemos hecho.

Brasil: “Tenemos un grupo dificilísimo y, a lo mejor, por desgracias del destino, nos mandan a casa en primera ronda. Pero la ilusión es repetir los éxitos pasados”.

P. Usted es una persona optimista, ¿se ve haciendo el speak en Cibeles este verano?

R. Yo no me veía en Cibeles ni en Colón ni en el 2008 ni en el 2010 ni en el 2012 y al final estuvimos allí. Cada día se pone más difícil la cosa y es un Mundial en América del Sur, con equipos muy potentes de América del Sur, con Argentina y Brasil, sobre todo, con un grupo de jugadores con mucha hambre como es el de Alemania… ¡Uf! Incógnitas probablemente africanas… Cada día en fútbol las diferencias son menores, pero en este caso creo que los equipos sudamericanos tienen ventaja.

P. Chile da mucho miedo, ¿no?

R. Chile es un hueso que siempre se nos da mal. Está Holanda también en el grupo…

P. ¿Holanda da menos?

R. Bueno, nunca se sabe. Yo pensaba también eso en el Mundial y ganamos por los pelos. Nadie quería a Brasil o a Alemania y a Alemania la ganamos bien y a Holanda nos costó mucho. Podemos perder el partido.

Cambio generacional: “La fortuna es que detrás viene una generación que el relevo está asegurado. La calidad y, lo más importante, la filosofía y las ideas de juego las van a mantener”.

P. ¿Se ve en la Eurocopa de 2016 todavía vestido de rojo?

R. Pues no lo sé, la verdad. Me haría ilusión seguir lo máximo posible, pero es decisión del míster. Me imagino que él tomará las decisiones adecuadas para esa nueva generación o ese nuevo grupo de 2016 y si estoy, encantado. Yo cada vez que vengo a la selección vengo muy ilusionado.

P. Que egoísta es usted. Habrá que dejar paso a los jóvenes, ¿no?

R. Bueno que dejen los que son mayores que yo. Yo soy el más pequeño de los tres (porteros).

Lo dice riéndose, pero al mismo tiempo se le intuye una reivindicación. Quizá el hecho de que su cabeza rapada le haga parecer más mayor que sus dos compañeros de portería en La Roja. Pero no miente. Tiene 31 años, mientras que Valdés hizo 32 en enero y Casillas cumplirá los 33 en mayo

P. Habrá prácticamente un cambio generacional, después del Mundial.

R. Sí, vamos cumpliendo años. Es un grupo que lleva mucho tiempo junto y que ha ganado muchas cosas juntos. La fortuna es que detrás viene una generación que el relevo está asegurado. La calidad y, lo más importante, la filosofía y las ideas de juego las van a mantener.

Costa: “Para mí lo más importante es que está muy identificado y que se ha mojado. Ha tenido los… valores suficientes de decirlo públicamente, que la camiseta que quería defender era la española”.

P. Quizá lo mejor es que dentro de este grupo actual todavía hay gente muy joven que ya está consagrada. La mitad de ustedes se queda. Quitando a Xavi, Xabi, Iker, Torres, Villa, etc, los Ramos, Cazorla, Silva, Alba, Busquets, Navas y compañía todavía son jóvenes.

R. Sí. Lógicamente las transiciones se tienen que hacer un poquito con tiento. No se puede decir: ‘Venga, 20 fuera’. Ya han ido cambiando jugadores en estos años. La transición se ha ido haciendo tranquilamente y adecuadamente, en mi punto de vista. No será diferente a partir de julio.

P. ¿Qué tal el nuevo compañero, Diego Costa?

R. Muy bien. Lo conozco de apenas unos días. Las referencias y lo que hemos visto es muy positivo. Él está muy ilusionado. Para mí lo más importante es que está muy identificado y que se ha mojado. Realmente se siente con esa responsabilidad de defender esa camiseta de la selección y lo hace con mucho orgullo. Ha tenido los… valores suficientes de decirlo públicamente, que la camiseta que quería defender era la española y ese compromiso es importante.

P. El grupo valora esa decisión, ¿no?

R. Por supuesto. Ante notario ha dicho: ‘Mira, no, es que yo la camiseta que quiero defender es la española’. Eso para mí es un detalle que le honra y que es muy importante.

Costa: “A mí, jugadores así, dámelos. Yo para mi equipo los quiero siempre. Para jugar en contra es más difícil. Lo importante es que al final sea una ayuda y que no sea un lastre, que no nos quedemos con diez. Es un jugador que tiene que sumar”.

P. Sobre todo porque podía haberse decidido por Brasil porque le habían llamado.

R. Sí. Y hubiera sido lo más fácil. Él se siente más identificado, se siente más futbolista aquí y se ha formado en España, y ojalá en la selección tenga el mismo rendimiento que está teniendo hoy en día en el Atlético de Madrid.

P. ¿Hay algún temor entre ustedes con respecto a él? Sobre todo lo que significa entrar en un grupo tan formado desde hace tanto tiempo.

R. En absoluto. A mí, jugadores así, dámelos. Yo para mi equipo los quiero siempre. Para jugar en contra es más difícil. Todo el mundo tiene problemas al jugar contra él porque no le pueden frenar, porque está en un momento de forma extraordinario y porque crea muchísimos problemas. Como compañero todo el mundo dice que es fenomenal, como adversario es más difícil.

P. Los que le conocen bien dicen que es un caso parecido al de Juanma López o Pablo Alfaro, adorables fuera del campo y peleones dentro.

R. Hay tantos y tantos. Marchena, por ejemplo. Lo dicen de muchos. Luis Enrique cuando jugaba era así, Pepe me dicen que es así… Son de una manera en el campo y no tiene nada que ver como son en el vestuario. Lo importante es que al final sea una ayuda y que no sea un lastre, que no nos quedemos con diez. Es un jugador que tiene que sumar y seguro que lo va a hacer bien.

P. Futbolísticamente, ¿qué aporta?

R. Pues lo veremos. Es el míster el que tiene que decidir la manera de jugar con él o sin él. Hasta ahora hemos jugado alguna vez sin delantero claro y él es un punto de… No me sale en español.

P. De referencia.

R. Sí, eso. Di riferimento, iba a decir. Es un apoyo importante arriba. Te da el fijar a los centrales, se pelea con los dos a la vez… Es un estilo diferente, por ejemplo, al de Cesc, que es el que venía jugando de falso delantero. Parecido a Negredo. Seguramente les pedirá lo mismo. Parecido a Fernando Llorente, si tiene la oportunidad de venir. Son jugadores todos grandotes, parecidos. Si el míster cree que lo mejor es jugar así, pues habrá que jugar así, pero hay muchísimas alternativas.

Casillas: “El carisma lo va a tener siempre. El cariño de la gente creo que es bastante palpable. Iker tiene muchísimo cariño y respeto del madridismo”.

P. El que lo tiene en chino es su hermano Torres, ¿eh?

R. Es difícil porque tampoco está jugando habitualmente en el Chelsea. Con la competencia que hay hoy en día será difícil que venga. Lleva ya alguna concentración sin venir. Lo importante es que vuelva a jugar con su club y que le vayan las cosas mejor a nivel de club.

P. Ve a Iker Casillas cada dos o tres meses. ¿Qué sensaciones le transmite? ¿Cómo le ve?

R. Bien, como siempre.

P. Pero usted sabe que no es así.

R. Por lo menos está jugando casi cada semana y lo está haciendo bien. Le están encajando muy pocos goles. Le ha tocado vivir esta situación y creo que la está viviendo con mucha entereza. Sobre todo porque cuando se le ha necesitado, ha estado ahí.

P. ¿Entendería que se fuera del Real Madrid?

R. Yo no estoy en su cabeza para decidir. No sé lo que han hablado con él, no sé las condiciones que tiene, no sé lo que le queda de contrato, pero todo profesional quiere jugar, eso está claro.

Diego López: “Para mí ha tenido muchísimo mérito. Lo ha llevado con muchísima entereza. Ponerse en su piel es complicado”.

P. Siempre que se habla de él parece que se le falta al respeto a su compañero Diego López. Usted está casi permanentemente en esa situación aquí en la selección, pero ¿no le parece injusto que una leyenda en activo de la historia del fútbol esté pasando por esto?

R. Usted lo ha dicho. Es difícil ponerse a comentar. Para mí Diego López ha tenido muchísimo mérito. Lo ha llevado con muchísima entereza. La gente habla de Iker porque es Iker y, lógicamente, es una decisión que no es fácil de entender. Pero ponerse en la piel de Diego López es complicado. Creo que él también está jugando a un gran nivel. La suerte es para el Madrid que tiene dos grandes porteros que pueden estar jugando los dos a un buen nivel.

P. Es que no es un entrenador usando sus piezas cuando lo cree conveniente. Es como un decreto: este juega esto y este juega esto otro.

R. Pero es normal. Si el míster ha dicho que uno juega la Liga y el otro la Copa y la Champions, lo que no puede ahora es ir cambiando según le parezca. Él (Carlo Ancelotti) los conoce mejor, él los ve día a día y la suerte, ya le digo, es que el Madrid tiene dos grandes porteros y que los dos están jugando a un nivel muy bueno.

P. Lo que nadie se esperaba es una corriente tan en contra como tiene entre el madridismo.

R. Yo creo que no es así. La gente en España no tiene memoria de nada. La gente va al partido el domingo, luego lee la prensa el lunes y se queda con lo que ha leído el lunes. Esto es así. La educación futbolística que tenemos es esa. Nos creemos lo que leemos más que realmente lo que pasa en el campo. La gente se aprovecha de estas corrientes. Cuando no esté jugando se desencantarán más y cuando vuelva a jugar estarán mucho más a su lado. Es la costumbre española.

P. Es un Raúl, un Hierro, un Pirri, un Di Stéfano del madridismo.

R. Estoy de acuerdo, pero tampoco él va a vivir de eso. Él es el primero que lo tiene claro.

P. Me refiero más al carisma.

R. Él el carisma lo va a tener siempre. El cariño de la gente creo que es bastante palpable. Quizá esos que seguían a Mourinho se han decantado más en ese sentido, pero no me cabe duda de que Iker tiene muchísimo cariño y respeto del madridismo. Porque debe ser así, vamos.

Nápoles “Me ha dado una frescura distinta. Es como volver a empezar de cero otra vez. Volver a querer gustar, volver a agradar. Estoy feliz”.

P. Hablemos de usted. Nápoles le ha dado la vida de nuevo, ¿no?

R. Nápoles me ha dado un proyecto interesante, un proyecto nuevo, una frescura distinta. Es como prácticamente volver a empezar de cero otra vez. Volver a querer gustar, volver a agradar, con un entrenador con el que me encanta trabajar, con un día a día que es mucho más fácil que antes. Estoy feliz, estoy muy bien adaptado y mi familia también lo está.

P. ¿Cómo es su vida allí?

R. Se lo puede imaginar. El cariño de la gente es impresionante. Y luego la vida allí es bastante distinta a Liverpool. En Liverpool hacíamos mucha vida sedentaria, en casa. Aquí salimos mucho más porque el clima te lleva a eso, a salir, a quedar con amigos… Hay más oportunidades de hacer más cosas.

P. Nápoles va mucho con su carácter, ¿verdad?

R. Sí, sí. El pueblo napolitano es en muchas cosas como el pueblo andaluz. Las raíces mías son de Córdoba. Mi manera de ser, de vivir, de pensar, son del sur y me identifico mucho con la manera de ser que tienen los napolitanos.

P. Empezaron bien, pero se han caído un poquito, ¿no?

R. Era normal en el sentido de que los puntos y el ritmo de la Juve eran muy difíciles de aguantar. Vamos a luchar hasta el final por quedar segundos y entrar directos en Champions y si no defender ser terceros y jugárnosla en agosto contra quien sea. Hemos llegado a una final de Copa, que no es fácil, estamos vivos en Europa League después de hacer una maravillosa Champions y quedarnos fuera con 12 puntos… Estamos ahí y vamos a dar guerra hasta el final, seguro.

Atlético: “No puedo decir que ojalá ganen la Liga porque se me notaría mucho, pero me gustaría que por una vez se cambiaran las tornas y la ganaran ellos”.

P. ¿Sigue la Liga?

R. Veo poco fútbol. Me estoy aficionando más al italiano por razones obvias, para conocer mejor a los rivales, pero veo menos futbol del que me gustaría. Veo mucha Champions, eso sí.

P. De unos años atrás, se observa una diferencia importante entre la Liga y la Serie A. Parece inferior. No sé si lo comparte.

R. Para mí también. Creo que la liga top ahora mismo es la liga inglesa y luego, por la calidad que tienen sus tres equipos de arriba, la liga española se está volviendo mucho más entretenida que antes. En cuanto a nivel medio-bajo de los equipos, es verdad que en Italia los equipos son para mí peores que en España. Vas al campo del Rayo y te cuesta la vida ganar. Vas al campo del Betis, que va último, y te cuesta. Celta, Valladolid…. Todas las salidas son complicadas. En Italia no es tanto así. Pero hay cuatro o cinco equipos que son importantes y te pueden ganar. En Italia, en la primera vuelta los equipos se van moldeando. En la segunda, amigo, cuando los equipos se juegan las castañas, la gente lucha por no descender, los equipos se meten atrás y te cuesta la misma vida ganar.

P. Refrescante la incorporación del Atlético, que a usted también le toca familiarmente.

R. Muy bonito y muy merecido. Están haciendo un proyecto interesantísimo, con un hambre y una ambición preciosa y están ilusionando muchísimo a los aficionados del Atlético de Madrid. Con ese trabajo, con ese espíritu de sacrificio y de unión, sobre todo, me parece que es un equipo que no tiene nadie más que nadie y ese es un poco el secreto del Atlético de Madrid. Que todos están muy identificados con todos, que todos pelean cada balón como si fuera el último, que son súper competitivos y que ojalá hagan un buen resultado… No puedo decir que ojalá ganen la Liga porque se me notaría mucho, pero me gustaría que por una vez se cambiaran las tornas y la ganaran ellos. Es así.

Barcelona: “Ahora mismo está difícil. A todo el mundo le gustaría jugar en el Barça”.

P. Si le soy sincero, no tengo muy claros sus colores. ¿Es usted más del Barça, más del Atlético…?

R. Yo soy del fútbol. En mi casa hemos respirado siempre Barça y Atlético de Madrid porque mi padre jugó en Barça y Atlético de Madrid. Pero primero de todo está el Córdoba. Para mi padre, en el Atlético de Madrid, la figura de Don Vicente Calderón fue como un segunda padre para él. Mis padres viven a caballo entre Madrid y Córdoba, tengo tres hermanos viviendo en Madrid… Hay raíces que no se pueden obviar. Yo siempre he reconocido mi simpatía por el Atlético de Madrid y por el Barça, ¿no?

P. ¿Más para el Atlético que para el Barça?

R. Yo jugué mucho tiempo en el Barcelona. Mamé mucho esa cantera, esa Masía. Me educaron fenomenal y le estaré siempre agradecido a esa casa. En el Atlético de Madrid no he tenido la suerte de jugar todavía pero es un club que en casa cae fenomenal, siempre lo he dicho.

P. ¿Qué le parece esta aseveración? El Barça ya no es el que era y eso se está notando en la selección.

R. Espero que no, espero que no. Por lo menos que no se note en la selección. Seguramente el Barça no es el que era porque no es el mismo entrenador el que hay ahora. Y no es que él tenga la culpa, pero es normal porque son libros distintos, maneras de entender el fútbol distintas y son ciclos distintos. La gran mayoría de jugadores son los que había antes y para mí siguen jugando muy bien al fútbol. Vamos a ver si al final de temporada decimos lo mismo o no. 

Cesiones: “Las cesiones se han acabado. Lo tengo muy claro. No me voy a ir a ningún sitio cedido. Me quiero asentar con un contrato de tres o cuatro años en un equipo y formar parte de un proyecto deportivo que me ilusione”.

P. ¿Se ve de azulgrana la próxima temporada?

R. Difícil.

De repente le ha comido la lengua el gato. Ha estado dicharachero durante toda la entrevista, pero el asunto de su futuro parece espinoso para él.

P. Se ha hablado, ¿no?

R. Sí, en su momento sí pero difícil. Ahora mismo está difícil.

P. ¿Dónde se ve la temporada que viene?

R. No lo sé. No lo sé.

P. ¿Dónde le gustaría verse?

R. Tampoco lo sé.

P. ¿No le gustaría quedarse en Nápoles?

R. Es una opción y estoy muy bien, pero ahora mismo es el Liverpool el que tiene que decidir qué hacer conmigo. El otro día salía el míster (Brendan Rodgers) diciendo que no contaba conmigo, que él pensaba que por mi carta lo mío era un adiós definitivo. Si ellos piensan eso, yo tengo dos años de contrato y lógicamente es una situación que habrá que hablar. Es difícil que me quede. Han fichado un portero mucho más joven (el belga Simon Mignolet, de 26 años), le tienen que dar confianza y es normal que el que cuente sea él. Pero yo tengo dos años de contrato y hay que solucionar el tema.

Futuro: “Me gustaría probar alguna experiencia fuera. A América o algo así. La idea es hacer tres o cuatro años buenos en algún sitio y después probar un par de años en otro sitio. Cinco o seis años yo creo que aguanto. Hará que cuidarse para eso”.

P. Si yo fuera futbolista, a mí me gustaría jugar en el Barça y en la selección española.

R. ¿Si fuera portero, no?

P. Si fuera portero igual, porque son los equipos que hacen el fútbol que más me gusta. Si ese fútbol lo hiciera Osasuna, pues en Osasuna.

R. A todo el mundo le gustaría jugar en el Barça.

P. ¿En qué equipo del mundo le gustaría jugar?

R. Es una pregunta difícil. Yo le diría: el Madrid, el Barça, el Atlético de Madrid, el Manchester City… Todos los equipos grandes de todas las competiciones importantes. Pero no es lo que a mí me gustaría, es lo que al equipo en cuestión le gustaría. Analizaremos todo lo que pase de aquí a verano y en verano tomaremos una decisión que ojalá sea la mejor para mí y para mi familia.

P. ¿Volver a Inglaterra no le deprime un poco?

R. Es difícil volver a Inglaterra. El Liverpool se ha hecho con un portero de 26 años, me han cedido por cuestiones económicas, al parecer, y es difícil que esa decisión vaya a cambiar.

P. ¿Y otra cesión?

R. No, no, no. Cesiones… Las cesiones se han acabado. Lo tengo muy claro. No me voy a ir a ningún sitio cedido. Si me voy, me iré en la condición de traspasado o con la carta de libertad o con lo que sea. Pero no me quiero ir más cedido porque me quiero asentar con un contrato de tres o cuatro años en un equipo y formar parte de un proyecto deportivo que a mí me ilusione.

P. ¿En Nápoles no han puesto interés?

R. Sí, sí. No hemos concretado nada pero tengo la sensación de que están contentos conmigo y seguramente querrán hablar con el Liverpool para intentar ver cuál es la situación. Y después conmigo.

P. ¿Será su último contrato?

R. Espero que no.

P. ¿Cómo se ve? ¿Cómo Zoff, hasta los 41?

R. No, como Zoff  tampoco. Hasta que me deje de ilusionar. Y eso va a ser difícil. Por lo tanto, hasta que el cuerpo aguante. Me gustaría probar alguna experiencia fuera.

P. ¿Fuera?

R. A América o algo así. La idea es hacer tres o cuatro años buenos en algún sitio y después probar un par de años en otro sitio.

P. Y deduzco que se ve aguantando ese tiempo, ¿no?

R. Cinco o seis años yo creo que aguanto. Habrá que cuidarse para eso.

Lo dice a los 31 años siendo como es, portero. Y conociendo a este tipo, su vitalidad, su optimismo y sus ganas de fútbol, se puede decir que nos queda Reina para rato.

Comentarios

Para poder comentar debes iniciar sesión
  • 09/03/2014 - 

    Nieves Calatayud Castellanos

    En la Cibeles lo he visto tres veces celebrar los títulos …la cuarta viene de camino.."El Show" de Pepe Reina no me lo pierdo por nada del mundo

Zona de la Afición

Foros

¡Comparte con nosotros tu afición por La Roja!

Foro/Descripción

VIAJA CON LA ROJA

Por Vicente Garcia, en 2013-05-21

Punto de encuentro de la afición para viajar con la selección

SELECCIONADORES

Por Vicente Garcia, en 2013-06-21

Comentarios, dudas o aportaciones acerca de los selecionadores de España

MUNDIALES

Por Vicente Garcia, en 2013-06-21

Asuntos referentes a los Mundiales disputadas por la selección española

ir al foro